Buscar en Gazafatonario IT

Cargando...

martes, diciembre 16, 2014

Antipatrones Scrum: definición de la estructura


Sobre ScrumButs, seres humanos y otros menesteres terrenales de lo Ágil

El cambio es difícil, aceptar el cambio es aún más difícil, pero cambiar una cultura organizacional, arraigada en la estructura de las organizaciones y en el ADN de las personas, es quizás la tarea más compleja que un ser humano, o un grupo de personas, pueden emprender. Pero los cambios son necesarios y con estos vienen los sinsabores de la toma de decisiones erróneas, las que, en el caso de los métodos de desarrollo de software, son el equivalente de errores en la adopción de prácticas y métodos nuevos para la organización.

Durante la transición al enfoque ágil de construcción de software, muchas veces las organizaciones y las personas encargadas del cambio en las organizaciones deciden no seguir la línea descrita por las guías, los expertos o las prácticas documentadas por la industria, y se apartan de ello simplemente para adecuar su “nueva” forma de trabajo a las antiguas costumbres, a lo que es conocido y que costó tanto (tiempo, dinero, personas, recursos) implementar y que de alguna manera ha funcionado en la organización.

El término ScrumBut (ScrumPero) se usa para referirnos a los cambios a Scrum que se hacen para ocultar disfunciones y problemas que un Scrum no modificado revela a la luz del contexto donde suceden los hechos. Un ejemplo típico, de algunos presentados en [1], es: “Usamos Scrum, pero no podemos construir una pieza de funcionalidad en un mes, así que nuestros Sprints tardan 6 semanas” (o más). En este ejemplo, El ScrumBut es el uso de sprints de 6 semanas debido a la inhabilidad de la organización para dividir los requisitos en historias de usuario (o cualquier otra pieza que se use para representar funcionalidad del software) lo suficientemente pequeñas y simples.

El término (ScrumBut) implica que el cambio al método Scrum se debió a problemas en la organización, en vez de a problemas con el propio método Scrum. Pero ojo, no todos los cambios al método Scrum se consideran ScrumButs. Se considera aceptable cambiar las prácticas de Scrum si los cambios se basan en una necesidad real y en un entendimiento profundo de los mecanismos que hacen que Scrum funcione. Este último asunto es lo que constituirá la parte de “Excepción” del antipatrón.

Personas y sus interacciones sobre el mismísimo proceso Scrum y las herramientas que proporciona

Estamos de acuerdo en que Ágil es más acerca de las personas y sus interacciones, la comunicación cara a cara y la cultura, que acerca de los procesos, las prácticas y las herramientas, aunque nunca debemos cansarnos de repetir esto. Sí, las prácticas de Scrum son importantes y nos proporcionan guías inteligentes que nos ayudan a mejorar nuestra productividad y la calidad de lo que hacemos, pero son los principios – la parte difícil – los que hacen que Ágil sea sostenible en el largo plazo y los que nos permiten maximizar los beneficios que el método nos ofrece.

Así que cuando decimos que una mala práctica, un ScrumBut, es este de los sprints demasiado extensos, no vamos a arremeter contra la práctica en sí, lo que nos interesa es ir a los principios ágiles, esos del mismísimo Manifiesto Ágil y mirar que podemos hacer. ¡Eureka! Hay un principio que dice: “Entregamos software funcional frecuentemente…” [2], esto es lo que nos interesa. La entrega de productos, de alto valor para el cliente/usuario, priorizado por este, es lo que nos va a permitir obtener una mejor y más objetiva retroalimentación del estado de las cosas, nos hablará del grado de satisfacción del usuario, de su felicidad y de la calidad de ese producto.

Y esta entrega de software debemos hacerla desde el inicio del proyecto y manera frecuente, ¿cómo nos suena ‘cada 2 semanas’? De esta forma, si nos equivocamos, lo hacemos rápido, en 2 semanas, y barato, mucho más económico que si hubiésemos invertido meses de trabajo y muchas personas en esa porción del producto y del proyecto. Si nos equivocamos, todavía hay tiempo para reaccionar, decidir sobre acciones que nos hagan volver al “camino correcto”, que mejoren el estado de salud del producto/proyecto y de todos los interesados en el mismo.

Estudio a fondo de un Antipatrón: la estructura y el contenido

Todo este preámbulo, necesario por demás, para llegar al meollo del asunto. Vamos a intentar definir una primera versión de Antipatrón con el ejemplo que hemos venido mencionando a lo largo de este estudio. Es precisamente lo que me interesa porque en todo este recorrido de consulta sobre el tema he encontrado que la gran mayoría de los autores sobre mencionan el antipatrón, el scrumbut o la práctica dañina, algunos dan un paso más y mencionan una o dos recomendaciones de como curar la enfermedad. Pero en general, todos se quedan en el camino, no van más allá de mencionar una lista de prácticas incorrectas. Ahora que recuerdo, eso mismo hice yo en el primer artículo (acercamiento) de esta serie sobre antipatrones Scrum [3].

Pero muchas veces ayuda conocer el porqué del por qué, el problema detrás del problema, la causa raíz y con ello en la superficie, es un poco más liviano encontrar el camino de salida. Así que vamos al fondo de las cosas. Hagamos un acercamiento más detallado a un antipatrón, mejor dicho, entremos al núcleo de una mala práctica común.

Nombre del Antipatrón: ‘Sprint demasiado extenso’

Recomendación de Scrum: Realizar sprints de 2 semanas (o menos). Más específicamente, para equipos de menos de 5 personas, sprints de 2 semanas están bien: si el equipo es de 5 personas o más, es posible hacer sprints de menos de 2 semanas. En definitiva, los sprints no deberían tardar más de 3 a 4 semanas. Este último lapso, quizás solo para equipos pequeños de 3 personas.

Contexto: Experimentación temprana con Scrum, legado Cascada de ciclos de producción extensos, clientes/usuarios reacios a participar en intervalos cortos.
Esta situación es bastante común cuando el equipo venía trabajando con Cascada o con RUP o WaterRUP o similares. También, cuando el equipo intenta hacer/entregar muchas funcionalidades o funcionalidades muy grandes o complejas, o cuando el equipo es muy pequeño (1 o 2 personas) y para entregar Valor extienden los sprints

Solución (este es el antipatrón): Establecer sprints de 4 semanas o aún más largos.

Consecuencias: en vez de un trabajo más extensos para los sprints, las tareas planeadas tienden a no finalizarse al final del sprint, posiblemente porque las primeras semanas no son usadas los suficientemente eficientes y se establecen tareas muy largas en los sprints. Disminuyendo consecuentemente el compromiso del equipo a entregar elementos al final del sprint. El ciclo de retroalimentación llega a ser tan extenso que parte del trabajo podría no llegar a necesitarse más.

La productividad no es la misma al inicio del sprint (normalmente más baja), que al final del mismo. Algo similar ocurre con el “paso sostenido” que debería mantener el equipo durante todo el proyecto: en este caso, al principio del sprint, los miembros del equipo inician con el ritmo que quisieran tener durante todo el sprint y, por extensión, durante todo el proyecto; sin embargo, hacia la segunda parte del sprint y sobre todo hacia el final del mismo, el equipo regularmente trabaja más de la cuenta, tratando de alcanzar el objetivo del sprint. Lamentablemente, muchas veces es demasiado tarde.

Excepciones: Si el equipo de desarrollo debe sincronizarse con trabajo externo que tiene un ritmo más lento (por ejemplo, desarrollo de hardware), sprints más prolongados podrían justificarse. En este caso, se debe prestar especial atención a la Definición de Preparado”. [4]

Hasta allí esta versión. ¡Funciona para mí!

Terminemos con una sugerencia

Ya he dicho en otras ocasiones que debemos empezar con “Scrum al Natural”, Scrum orgánico si se quiere. Cuando sea hora de hacer alguna adaptación, motivada por el hábitat organizacional, debemos evaluar estos cambios a las prácticas Scrum en su contexto, con el fin de separar los cambios dañinos de los necesarios o benéficos requeridos por ese hábitat organizacional y evitar así una crisis mayúscula en el mediano o en el largo plazo.
Ágiles, nos vemos en la Red.

Referencias

[1] Un breve artículo: ‘ScrumButs and Modifying Scrum’, lo encuentran en

[2] http://www.agilemanifesto.org/iso/es/principles.html.
El principio completo dice:
“Entregamos software funcional frecuentemente, entre dos semanas y dos meses, con preferencia al periodo de tiempo más corto posible.”
¡Nunca está de más darse una pasadita por el Manifiesto Ágil!

El primer artículo de esta serie sobre Antipatrones Ágiles/Scrum, donde hago una introducción al asunto que nos ocupa. La dirección completa es:

[4] Un artículo sobre este asunto de la Definición de Preparado fue publicado hace poco por el amigo y colega Johnny Ordoñez, se los recomiendo ampliamente:
‘La Definición de “Ready” es tan importante como la Definición de “Done”’