Buscar en Gazafatonario IT

martes, octubre 29, 2019

La deuda de producto: cómo se manifiesta y qué hacer al respecto

The Uncomfortable Entrance - Illustration by Katerina Kamprani

Este tipo de deuda se presenta cuando el producto no constituye algo significativo para tu identidad como consumidor o usuario, para tu desarrollo personal o tu bienestar. Aquí estamos hablando de la experiencia de usuario. Es decir, si el producto no genera en sus consumidores emociones y actitudes positivas que sean capaces de impactar su estatus actual. O si esos usuarios no perciben aspectos del producto como su utilidad, la facilidad de uso y la eficiencia, entonces estamos ante una deuda en rojo.

Le faltan esos atributos tangibles e intangibles que brindan al consumidor los beneficios esperados por este y que le resuelven una necesidad específica. Con tangibles me refiero a lo que hace el producto, a la tecnología, al diseño, a la forma. Con intangibles, a los elementos emocionales que generan apego en el usuario, a su identidad de marca, a su ecosistema, a si impacta positivamente la vida de quienes lo consumen y si ese impacto es sostenible. Otra vez, estas dos clases de características es lo que hace posible una extraordinaria experiencia de consumidor, de cliente.

La deuda de producto también es interna, algo que muchas veces ni siquiera el usuario es capaz de percibir. Me refiero a la cultura de Agilidad en medio de la cual fue creado o elaborado el producto, al empoderamiento del equipo, a la felicidad de sus miembros, al foco en el cliente que pusieron todas las personas encargadas de su ideación, descubrimiento, prototipado, desarrollo y puesta en producción de ese producto.

La deuda de producto crece cuando el equipo no aprendió ni mejoró un ápice durante su desarrollo. Además, si el equipo y otros interesados no conocen al cliente, cuáles son sus necesidades o porqué deberían adquirir o usar el producto, la deuda de ese producto también se incrementa.

Si no hubo confianza en el equipo, no se le delegaron las principales responsabilidades para elaborar el producto ni se les habilitó un entorno seguro, donde el empoderamiento y la experimentación estuvieran a la orden del día, hay más deuda de producto.

Si todas las buenas ideas del producto terminan con su despliegue al mercado, todavía habrá un gran camino que recorrer, una deuda aumentada que pagar. El despliegue del producto no es el objetivo. La meta es el cliente, su satisfacción, su felicidad, mejorar su modus vivendi. Si nos quedamos en la puesta en marcha del producto, apenas si nos habremos concentrado en la salida del producto, un número de características de las cuales no sabemos cuáles serán usadas y cuáles no. Consecuencia: más deuda de producto. En cambio, si nuestro foco es el cliente y sus necesidades y la experiencia que tenga usando el producto, entonces estaremos concentrándonos en el valor, en el resultado positivo que puede entregar ese producto a la humanidad.

Otras causas de la deuda de producto:
  • Siempre aplicamos las mismas prácticas en todas partes
  • Siempre exigimos adherencia a actividades y procesos, ágiles o no
  • Definimos la cadena de herramientas permitida
  • Forzamos la estandarización en todas partes
  • Creemos que el proceso habla por sí mismo
  • Confiamos en el proceso más que en las personas y el equipo
Las cosas así, podríamos definir la deuda de producto como:

Deuda de Producto = Falta de Experiencia de Usuario + Falta de Tangibles (Tecnología, Diseño, Forma) + Falta de Intangibles (Emociones, Identidad de Marca) + Falta de Agilidad + Falta de Foco en el Cliente + Falta de Confianza en el Equipo + Falta de Delegación + Otros*

* Incluye aquí los que aplican para tu entorno específico

Para no incurrir en más deuda de producto

El Dueño de Producto debe:
  • Definir y liderar la visión del producto.
  • Investigar y probar las necesidades del cliente / mercado
  • Identificar opciones de productos de alto valor.
  • Hacer que los elementos del backlog estén "preparados" para su planificación y desarrollo
  • Aceptar solo trabajo "terminado"
  • Realizar demostraciones de producto
  • Fomentar la consistencia donde esta sea importante, en todos los niveles de la organización
  • Explicar siempre el valor detrás de un proceso
  • Observar, aprender de y analizar el mercado.
  • Compartir ideas en la organización con respecto al producto y aceptar retroalimentación oportuna
  • Decidir las fechas de lanzamiento y el contenido.
  • Salir al mercado (a producción) tan rápido como sea posible e ir afinando el producto a medida que recibe información de su uso
  • No lanzar en la fecha, lanzar en calidad (a lo Spotify).
  • Asegurarse de que el producto vaya de excelente en su salida inicial a extraordinario después del lanzamiento, afinándolo continuamente.
  • Saber cuándo descontinuar o sacar el producto del mercado
El equipo de desarrollo de producto debe:
  • Ser pragmático en la elección de las herramientas
  • No obsesionarse con las ceremonias o eventos de un proceso o marco de trabajo, por muy ágil que este parezca. Atención a eso Scrum Másters, coaches ágiles, habilitadores ágiles, consultores Lean y estrategas Kanban, entre otros.
  • Demostrar voluntad de evolucionar en función de la retroalimentación que proporcione el entorno
Toda la organización debe:
  • Concentrarse en el Valor.
¡Esperen! Sobre Valor del producto hablaré en una próxima oportunidad. Hasta entonces, déjame saber en el foro tus experiencias e impresiones sobre este asunto crítico de la deuda de producto.

Créditos de la imagen de portada:
The Uncomfortable Entrance
Illustrations by Katerina Kamprani
https://www.theuncomfortable.com/portfolio/the-uncomfortable-entrance/


No hay comentarios.:

Publicar un comentario