Buscar en Gazafatonario IT

Mostrando las entradas con la etiqueta Guía de Scrum. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Guía de Scrum. Mostrar todas las entradas

miércoles, octubre 12, 2016

Dueño de Producto, usted ha sido invitado a la Retrospectiva


El Dueño de Producto, ¡ese ilustre olvidado!

Me preguntan por interno si este personaje debe asistir a la ceremonia de inspección y adaptación. Es una buena pregunta, teniendo en cuenta que hay quienes recomiendan que no sea así o que la participación del Dueño de Producto es opcional en la Retrospectiva.
No hay ninguna buena razón por la cual el Dueño de Producto no deba estar en la retrospectiva. Desde la misma guía de Scrum ya sus autores sugieren que debería participar:
"La Retrospectiva de Sprint es una oportunidad para el Equipo Scrum de inspeccionarse a sí mismo y de crear un plan de mejoras que sean abordadas durante el siguiente Sprint".
Y ya sabemos que el Equipo Scrum se compone de Scrum Master + Desarrolladores + Dueño de Producto.
Pero más allá de esto, no concibo cómo, sin la participación del Dueño de Producto en esta reunión, sea posible que el equipo en pleno se inspeccione a sí mismo para luego crear un plan de mejoras que nunca estará completo sin la intervención de este actor. Por ejemplo, ¿cómo mejorar la comunicación con el entorno del negocio? El resto del equipo no podría definir la mejor estrategia para lograrlo en ausencia del Dueño de Producto.
Algunos dirán que se define la estrategia en la reunión y luego se la comunican al Dueño de Producto, eso simplemente extendería la retrospectiva, con el riesgo de que él "tumbe" las acciones a realizar por cualquier motivo válido.

  • ¿Y qué pasa si hay problemas con la salud del backlog? 
  • Problemas con la definición de los criterios de aceptación de las historias de usuario.
  • ¿El equipo conoce cómo los usuarios realmente usan el producto?
  • Problemas con la aceptación del incremento sprint tras sprint.
  • ¿El equipo conoce la visión completa del producto, la estrategia de implementación y cómo lo quieren los usuarios?
  • ¿Y qué ocurre si el Dueño de Producto no está el tiempo suficiente con el equipo para responder sus preguntas y clarificar las características del producto? O para proporcionar retroalimentación efectiva.

En fin, muchas son las razones para que el Dueño de Producto sí esté en la reunión. Estas que mencioné son solo algunas. En breve, el Dueño de Producto es protagonista principal en esta ceremonia.
Ahora bien, se me ocurren algunas malas razones por las cuales no debería asistir. Las mencionaré brevemente y estableceré alguna razón sólida para no tenerlas en cuenta:
Lo aburrimos con minucias técnicas. Una retrospectiva no es para profundizar en los detalles de lo puramente técnico.
El equipo de desarrollo y el Scrum Master son de un proveedor y el Dueño de Producto es del Cliente. Entonces dónde queda la confianza y, por consiguiente, la transparencia. Si estamos pensando así, todavía nos hace falta mucho de la Cultura Ágil y de liderazgo. En cualquier caso, esta práctica reduciría mucho la transparencia, necesaria a todas luces en un entorno ágil.
No tiene tiempo. ¡Este es, precisamente, un tema a abordar con él en la retrospectiva!
Así lo hemos hecho aquí y nos funciona. Esta es interesante. ¿Y qué tal si lo hacemos de la otra forma (qué si asista) y vemos la diferencia? ¿Mejoramos o empeoramos? Seguramente será lo primero.
Esta última es la típica cuestión que se enmarca en el empirismo, es decir, aprendemos de la experiencia, como todo en Scrum. Algo que se resume también en eso de "usar o hacer lo que te funciona". Sin embargo, las razones que expuse al principio y muchas otras precisamente nos han enseñado los beneficios de la presencia del Dueño de Producto en la ceremonia.
Entre otras, pero todas absolutamente son "malas" razones.
En definitiva, el Dueño de Producto debería (sí debe) asistir a las retrospectivas, así que adelante. Si como Scrum Master te sugieren que el Dueño de Producto no debe estar en la reunión, te enfrentas a una sintomatología que te indica que falta algo de la base, los valores y principios ágiles, la forma cómo racionalizamos, el fondo de la cultura ágil, más que del mismo Scrum y otras prácticas. --- ¿Y tú invitas al Dueño de Producto a tus retrospectivas? Déjamelo saber en el foro.


sábado, julio 30, 2016

Un vistazo a la guía de Scrum

¿Hace cuánto leíste por última vez la guía de Scrum? Es bien sabido que a medida que tu experiencia y conocimientos crecen, tu forma de ver (leer) algo cambia respecto a la vez anterior. Quizás aprendas algo más, quizás seas capaz de visualizar o entender algo que antes no habías percibido o entendido.

Aprovechando la revisión de la que fue objeto la guía por parte de sus autores y de que había que traducir esa actualización, realicé una revisión exhaustiva tanto de la versión en inglés como de la versión en español en la que tuve la oportunidad de trabajar por primera vez en 2013. (Para conocer los cambios introducidos a la guía, ve a: http://www.gazafatonarioit.com/2016/07/revision-la-guia-de-scrum.html)

Con tres años más de experiencia y conocimiento en Scrum y temas relacionados, me tomé la libertad de actualizar la Gramática y redacción del documento y también algunos asuntos de fondo que me hacían ruido desde hacía mucho tiempo respecto a la versión original de la guía en inglés.

Con todo esto, aproveché también para “repasar” lo que dice la guía, para mirarla más a fondo y decidí traer aquí una lista, arbitraria por demás, pero de todo mi gusto, de algunos puntos que quiero resaltar. Son los siguientes:
“Scrum no es un proceso o una técnica para construir productos; en lugar de eso, es un marco de trabajo dentro del cual se pueden emplear varios procesos y técnicas”.
Es impresionante la cantidad de personas, equipos y organizaciones que solo “aprenden” o quieren aprender Scrum, como si con eso fuera suficiente para hacer todo el trabajado que se les viene por delante. La lista de proceso, técnicas, marcos de trabajo y prácticas que podemos y deberíamos usar con Scrum es extensísima, no voy a elaborarla aquí, pero lo que sí es cierto, lamentándolo mucho por quienes no lo han visto, es que Scrum solo no es suficiente.
“Scrum muestra la eficacia relativa de las prácticas de gestión de producto y las prácticas de desarrollo de modo que podamos mejorar”.
Scrum se basa en la teoría empírica  de control de procesos. Esto quiere decir básicamente que aprendemos de la experiencia. Scrum nos permite visualizar la eficacia las prácticas que usamos las personas, los equipos y las organizaciones y nos permite inspeccionarlas continuamente y adaptarlas y adaptarnos de acuerdo con los distintos escenarios circundantes.
“El Dueño de Producto es la única persona responsable de gestionar la Lista del Producto”.
Todavía me encuentro con muchos equipos y organizaciones que no terminan de integrar al negocio, vía el Dueño de Producto, en sus equipos. Y muchos menos son los Dueños de Producto que realmente actúan como tal. El muy comentado pero pocas veces entendido “backlog” de producto sigue siendo gestionado por el equipo y muchas veces solo por el Scrum Master o por alguien más que no es ninguno de los roles propuestos en la guía.
“El Scrum Master es el responsable de asegurar que Scrum se entienda y se adopte. Los Scrum Masters hacen esto asegurándose de que el Equipo Scrum trabaja ajustándose a la teoría, prácticas y reglas de Scrum”.
Usar Scrum no nos hace ágiles, eso lo tenemos claro muchos. Pero muchos no tienen claro que si vamos a usar Scrum como marco de trabajo ágil, debemos ajustarnos a las reglas enumeradas en la guía. Estas reglas condensan la experiencia de muchos años de trabajo, sobre todo en proyectos de software, de los autores y de muchos otros en la industria. Conjuguemos esta observación con la del primer punto más arriba.
“La Planificación de Sprint tiene un máximo de duración de ocho horas para un Sprint de un mes. Para Sprints más cortos el evento es usualmente más corto”.
En las versiones anteriores es español aquí decía que el tiempo de las reuniones era proporcional a estas ocho horas para sprints más cortos. En ninguna parte de la guía original en inglés dice así, de tal forma que la actualicé en este sentido.
“Al finalizar la Planificación del Sprint, el Equipo de Desarrollo debería ser capaz de explicar al Dueño de Producto y al Scrum Master cómo pretende trabajar como un equipo autoorganizado para lograr el Objetivo del Sprint y crear el Incremento esperado”.
¿Cuántos de los equipos en los que has trabajado, en los que eres Scrum Master, miembro del Equipo o Dueño de Producto, hacen esto? De hecho, muchos quieren terminar lo más rápido posible la planificación para ponerse a trabajar pero nadie es capaz de explicar cómo van a trabajar para lograr la meta trazada del Sprint.
“El objetivo del Sprint puede representar otro nexo de unión que haga que el Equipo de Desarrollo trabaje en conjunto y no en iniciativas separadas”.
Es más, muchas veces los equipos no establecen un objetivo más allá de aquel que indica el número de historias de usuario a construir en el sprint. La meta del Sprint debería ser algo más de Valor para el Dueño de Producto y, por ende, para el negocio. Dejaré este asunto de la meta del sprint para otro artículo pero además de pensar en las características o funcionalidades a implementar siempre es bueno pensar en las razones para llevar a cabo la iteración. Bien sabemos que metas efectivas nos sirven para probar o demostrar que nuestras ideas funcionan, para fomentar el trabajo en equipo, para reducir o eliminar un riesgo específico o para proporcionar mayor valor entregado al negocio.
 “El Equipo de Desarrollo o los miembros del equipo a menudo se vuelven a reunir inmediatamente después del Scrum Diario, para tener discusiones detalladas, o para adaptar, o replanificar el resto del trabajo del Sprint”.
La expresión clave aquí es “a menudo”. Hacer otras cosas después de la reunión diaria puede hacernos perder foco y, por consiguiente, productividad y puede alejarnos de la consecución del objetivo del sprint. Por ejemplo, en la reunión diaria no hablamos de las soluciones a los impedimentos, entonces es buena idea tener reuniones específicas sobre estos asuntos justo después de aquella.
“El Scrum Master se asegura de que se cumpla la regla de que solo los miembros del Equipo de Desarrollo participan en el Scrum Diario”.
Sigo viendo mucho de comando y control en la reunión diaria. ¡El seguimiento diario, dicen algunos! Esta es una reunión de coordinación, de planificación, es precisamente “una reunión clave de inspección y adaptación”. Cualquier otra cosa que se requiera hacer con el equipo, debe ser en otra reunión especial, no en esta.
“Durante la Revisión de Sprint, el Equipo Scrum y los interesados colaboran acerca de lo que se hizo durante el Sprint. Basándose en esto y en cualquier cambio a la Lista de Producto durante el Sprint, los asistentes colaboran para determinar las siguientes cosas que podrían hacerse para optimizar el valor”.
La Revisión de Sprint no es solo para hacer la demostración del incremento de producto terminado. Y puesto que a esta reunión asisten o pueden asistir interesados clave en el producto, es una oportunidad única para discutir lo que viene a continuación en el proyecto.
“Una Lista de Producto nunca está completa. Mientras el producto exista, su Lista de Producto también existe”.
“Aceptamos que los requisitos cambien, incluso en etapas tardías del desarrollo. Los procesos Ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventaja competitiva al cliente”. ¿Hace falta decir algo más?
“Los elementos de la Lista de Producto tienen como atributos la descripción, el orden, la estimación y el valor”.
El valor para el negocio. Noten además que hablamos de “los elementos de la lista”, no son solo historias de usuario, como muchos erróneamente creen y manifiestan.
“Scrum no reconoce subequipos en los equipos de desarrollo, no importan los dominios particulares que requieran tenerse en cuenta, como pruebas o análisis de negocio; no hay excepciones a esta regla”.
No existe tal cosa como “ellos y nosotros”, somos un único equipo indivisible, somos una unidad morfológica (orgánica) y funcional y actuamos como tal. Valoramos las habilidades y fortalezas de cada uno de los miembros de esta unidad, pero hacia el mundo exterior somos El Equipo.


Y bueno, como dice mi amigo y colega Jorge Abad, hasta aquí estas reflexiones, viscerales por demás, sobre la guía de Scrum. Los invito a que la descarguen y vuelvan a leerla y a que nos cuenten en el foro cuáles son sus puntos favoritos de la guía, con cuál no están de acuerdo, cuál cambiarían, etcétera.

También pueden descargar la guía de:

Guía de Scrum en español

miércoles, julio 06, 2016

Revisión a la Guía de Scrum

Actualización 2016/07/23. Ya está disponible la versión en español de la guía actualizada de Scrum. La encuentran en la página oficial de la Guía (http://www.scrumguides.org/download.html), en la sección correspondiente a "Spanish (July 2016)" o buscan en la página la secuencia de caracteres "Lucho Salazar".

Recuerden, si tienen alguna observación sobre la traducción, comenten en el foro (más abajo) o escríbanme a lucho.salazar@gmail.com.

¿Qué te parece la inclusión de los valores Scrum a la guía? ¿Por qué crees que Refinamiento sigue sin ser una ceremonia formal en Scrum? Comenta sobre estos y otros aspectos en el foro.

******************************************************************************

Estos son los cambios presentados a la Guía Scrum por Ken Schwaber y Jeff Sutherland este 6 de julio de 2016.

******************************************************************************
Los Valores de Scrum

Cuando el Equipo Scrum incorpora y vivencia los valores de compromiso, coraje, foco, apertura y respeto, los pilares Scrum de transparencia, inspección y adaptación se materializan y fomentan la confianza en todo el mundo. Los miembros del Equipo Scrum aprenden y exploran estos valores a medida que trabajan en los eventos, roles y artefactos de Scrum.

El uso exitoso de Scrum depende de que las personas lleguen a ser más virtuosas en la convivencia con estos cinco valores. Las personas se comprometen de manera individual a alcanzar las metas del Equipo Scrum. Los miembros del Equipo Scrum tienen coraje para hacer bien las cosas y para trabajar en los problemas difíciles. Todos se enfocan en el trabajo del Sprint y en las metas del Equipo Scrum. El Equipo Scrum y sus interesados acuerdan estar abiertos a todo el trabajo y a los desafíos que se les presenten al realizar su trabajo. Los miembros del Equipo Scrum se respetan entre sí para ser personas capaces e independientes.

******************************************************************************

La guía ya está disponible en ingles en http://www.scrumguides.org. Muy pronto estará en español (¡hace varios días envié la actualización!) y en otros idiomas.

jueves, junio 16, 2016

Purga ágil de producto

Nuestro backlog del producto puede no tener una “buena salud”. Es decir, puede contener elementos que lo oscurezcan o que disminuyan su transparencia. Por lo general estos elementos tienden a ir hasta el fondo del backlog y muchas veces no son detectados hasta que es muy tarde en el proyecto, trayendo como consecuencia la extensión innecesaria del esfuerzo de desarrollo y la desmotivación del equipo debido a la gran capacidad energética que sus miembros invierten en estos elementos de poco o ningún valor para el producto y para el negocio.
Una de las técnicas que podemos aplicar al backlog y, por consiguiente, al producto, es esta de la purga del producto. Los detalles de cómo hacerlo lo encuentran en mi artículo en Pulse de LinkedIn:

miércoles, junio 01, 2016

Los Pilares de Scrum

Los Pilares de Scrum. Clic en la imagen para ampliar.

Sin ninguna duda, para que Scrum sea eficiente y efectivo, cada uno de estos pilares debe estar en pie, deben promoverse desde las personas y los equipos hasta toda la organización y deben apoyarse sin restricciones. Sin uno o más de estos pilares, cualquier implementación de Scrum está condenada a un cataclismo anunciado.

Déjame saber en el foro como te ha ido con la puesta en macha de estos pilares mientras implementas Scrum en tu organización.

Puedes descargar el PDF de la imagen en alta resolución haciendo clic aquí.

O me la solicitas a mi correo: lucho.salazar@gmail.com.



jueves, enero 14, 2016

Nexus, el exoesqueleto de desarrollo a escala con Scrum


Scrum es un marco de trabajo para desarrollar sistemas complejos. Como dice la Guía Oficial, es liviano, fácil de entender, pero quizás, después de un tiempo, con el acompañamiento adecuado, hayas sido capaz de llegar a dominarlo y tú y tu organización se encuentren en el camino de las entregas frecuentes de software con valor, del mejoramiento continuo vía retrospectivas, con equipos autoorganizados, donde las decisiones frecuentes de adaptación se basan en el conocimiento ganado vía la inspección y la experiencia. Después de todo, la autoorganización y el empirismo constituyen la doble hélice del DNA de Scrum.
Pero ¿cómo ha sido tu experiencia al querer dar el siguiente paso: escalar Scrum? Quizás has intentado SAFe, LeSS o el soberbio modelo de Spotify, para mencionar solo algunos de los ejemplares que prometen llevar con éxito la agilidad a toda la organización. ¿Cómo ha sido tu experiencia al intentar que múltiples equipos trabajen en un producto? O Quizás múltiples equipos trabajando en productos individuales o en una suite de productos integrados. ¿Qué tal toda la organización tratando de adoptar Scrum y otras prácticas ágiles? ¿Acaso has intentado una transformación organizacional de 180º hacia Ágil? Una que sea sostenible, es decir, un cambio que sea capaz de conservarse y reproducirse sin necesidad de apoyo o intervención externa.
Nexus™ – Un Exoesqueleto para 3-9 Equipos Scrum.
De eso se trata Nexus, “un marco de trabajo que consiste en roles, eventos, artefactos y técnicas que vinculan y entrelazan el trabajo de aproximadamente tres a nueve equipos de Scrum que trabajan en una sola Lista de Producto para construir un Incremento Integrado que cumpla un objetivo”.
Para entender Nexus, primero debemos entender de qué se trata el desarrollo de software a escala con Scrum: cualquier implementación de Scrum donde múltiples Equipos Scrum construyen un producto o un conjunto de características de un producto en uno o más Sprints o, también, cualquier implementación de Scrum donde múltiples Equipos Scrum construyen múltiples productos relacionados o conjuntos de características de productos en uno o más Sprints.
En el caso de múltiples equipos construyendo un producto, este tiene una Lista de Producto manejada por un Dueño de Producto y los equipos en conjunto crean un Incremento Integrado en cada Sprint por lo menos. Este Incremento se convierte en el foco y objetivo de todos los equipos dejando de lado el énfasis en el incremento individual que produce cada equipo en un Sprint.
Es precisamente la integración del trabajo (o la ausencia de esta), uno de los mayores obstáculos que encuentran las organizaciones al escalar Scrum o al tratar de implementar Scrum a gran escala. Para sobrepasar este impedimento, Nexus aumenta Scrum de manera orgánica, es el siguiente paso natural. Si has entendido y estás practicando Scrum, Nexus te parecerá más que familiar. Este nuevo marco de trabajo adiciona un nuevo rol, el Equipo de Integración Nexus, responsable de asegurar que se produzca el Incremento Integrado, es decir,  el trabajo combinado de un Nexus que adhiere a la definición de “Terminado”.
Además, Nexus adiciona un conjunto de eventos que, en general, extienden los eventos de Scrum o los reemplazan, lo mismo que un artefacto adicional:
Construido sobre los principios, valores y fundamentos de Scrum, el marco de trabajo Nexus:
  • Crea rutas de comunicación
  • Extiende y profundiza los mecanismos de inspección y adaptación
  • Fomenta la transparencia continuada
  • Depende de la inteligencia hacia arriba, en este caso, del Equipo de Integración Nexus hacia los equipos individuales que forman el Nexus.
Con mis grandes amigos Leonardo Agudelo y Jorge Abad tuve la oportunidad de traducir al español la Guía de Nexus, la misma que ya está publicada y disponible para descarga inmediata en:
Nota: este artículo se publicó por primera vez en diciembre de 2015 en Pulse de LinkedIn:
https://www.linkedin.com/pulse/nexus-el-exoesqueleto-de-desarrollo-escala-con-scrum-luis-antonio
------------------------------
Actualización 20150406:
Esta noche estuve hablando de Nexus con amigos de la Comunidad Ágiles Colombia en Medellín. Aquí está la presentación:

------------------------------
Actualización 20151007 (Ágiles 2016):
Hoy estuve hablando de Nexus con amigos de la Comunidad Ágiles Latinoamérica en Quito, durante las Jornadas Ágiles Latinoaméricanas - Ágiles 2016, una experiencia gratificante. 
Aquí está la presentación actualizada:



domingo, mayo 31, 2015

De Scrum Master bueno a Scrum Master grandioso

Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, por tanto, no es un acto, sino un hábito.
-Aristóteles
Así que ya eres o te consideras un(a) buen Scrum Master. Bien. Pero algo que aprendí en los últimos años es que siempre hay una acción de mejora, un camino que tomar que nos hará mejores. Qué tal si en vez de quedarnos allí, en ese claustro de “bueno”, damos un paso más allá, quizás más arriesgado, para convertirnos cada día no solo en mejores profesionales sino en personas sobresalientes, grandiosas. Trataré de explicar mi punto en los siguientes apartados:

Aprender del pasado

Quien olvida la historia, la suya y la de su entorno, está condenado a repetirla. Así que revisar una corta lista de cosas que han ido mal en el pasado y analizar con el equipo cómo podrían manejarse si se presentan nuevamente es una forma excelente de evitar esos mismos problemas. Las retrospectivas siempre son bienvenidas, no solo al final de cada iteración o hito del proyecto, sino siempre que se necesiten, como un instrumento de mejora continua.

Un buen Scrum Master hace esto, pero un gran Scrum Master proporciona además ejemplos vivos de lo que pasó, cuenta la historia completa. Recordemos que contando historias es como sobreviven las culturas y en ágil todo es acerca de la cultura. Mediante ejemplos, les decimos a las personas lo que esperamos de una manera diáfana. Si además los ejemplos son lo suficientemente buenos, estaremos proporcionando ideas valiosas sobre cómo los integrantes del equipo pueden lograr la meta final. No solo les estaríamos dando un contexto personal sino también profesional de algo que quizás no logren entender de otra forma.

Más allá de la ‘Definición de Terminado’

Un buen Scrum Master posibilita que el equipo en pleno tenga una Definición de Terminado (DoD); un gran Scrum Master se asegura de que la planificación conduzca a un plan claro y que el equipo en pleno tenga igualmente objetivos claros y alcanzables que vayan más allá de la DoD y que, si es necesario, existan objetivos intermedios que ayuden a lograr al objetivo final. Algunas metas pueden ser extensas en el alcance, pero deben describirse con simplicidad y de tal forma que comprometan al equipo y a la organización.

Los desafíos y el futuro


Un buen Scrum Master ayuda a preparar el entorno en el que su equipo creará productos con una excelente trama en su interior y que generen resonancia en los usuarios y soporta la implementación de Scrum en la organización. Un gran Scrum Master, además, prepara no solo al equipo sino a la organización para enfrentar los retos que llegarán: 
  • dominar las tecnologías emergentes, pero también los enfoques y los cambios de paradigma que harán de los miembros del equipo personas más innovadoras, más proactivas y que entiendan mejor la filosofía ágil;
  • compartir más para aumentar tanto la velocidad como la calidad de las decisiones -es  un asunto de mayor y mejor conocimiento;
  • licenciar a todo el equipo y a todos en la organización para que se sientan empoderados y lideren el cambio y a crear valor continuamente; y
  • anticiparse a las necesidades de los clientes, a identificar y resolver los problemas más rápido y a ir más adelante que la competencia.

Personas sobre Scrum Masters

Un buen Scrum Master sabe y promueve que el trabajo es importante, siembra la semilla en el equipo para que lleve un ritmo sostenido durante todo el proyecto a lo largo y ancho de toda la organización; un gran Scrum Master sabe y promueve que la vida es más importante que cualquier otra cosa, reafirma en el equipo que lo más importante son las personas, los desafíos personales e inspira a todos a que mantengan esas prioridades por encima de cualquier otro reto profesional, sin que se pierda de vista el compromiso, la responsabilidad y el foco de los miembros del equipo en los objetivos definidos.

Otros 10 consejos extraordinarios para ser un mejor líder

En su artículo “10 Awesome Tips for Being a Better Leader” (10 consejos extraordinarios para ser un mejor líder), Carly Okyle, asistente editorial de Enterpreneur, enumera estas sugerencias para ser un gran líder. Pienso que todo Scrum Master debería celebrarlas como parte de su rutina diaria si quiere llegar a ser realmente grandioso. De hecho, ya he mencionado algunas de estas indicaciones de una u otra forma en los párrafos precedentes:
  1. Lidera mediante el ejemplo
  2. Algo de humildad siempre cae bien
  3. Practica la comunicación efectivamente
  4. Promulga y cerciórate de que las reuniones sean productivas
  5. Conoce bien tus limitaciones
  6. Encuentra un mentor, siempre hay alguien que puede enseñarte algo
  7. Sé emocionalmente consciente
  8. Ten cuidado con y evita los errores comunes en el liderazgo, por ejemplo, pensar que tienes que tomar todas las decisiones o no tener presente que lo más importante puede suceder cuando no estás presente
  9. Aprender del pasado, sobre todo de los errores del pasado
  10. Nunca dejes de mejorar, los grandes líderes y, de hecho, las grandes personas, están aprendiendo constantemente y tratando de superarse a sí mismas.


Adenda

Un  buen Scrum Master dispone de los instrumentos y recursos necesarios para remover impedimentos en el proyecto; un gran Scrum Master se prepara y prepara a su equipo para lidiar con la complejidad, la incertidumbre y los cambios inherentes no solo a los proyectos de TI, sino a la industria en general.

Finalmente, recuerda que un buen Scrum Master triunfa con el equipo, un gran Scrum Master hace que las personas en el equipo sean más exitosas que él/ella.

¿Y tú, qué estás haciendo por pasar de ser un buen Scrum Master a un Scrum Master absolutamente grandioso? Déjamelo saber en el foro.

------------------------------------------------------------------------
Más sobre Scrum Master en:

viernes, abril 17, 2015

#RSGECU2015: Ágil es algo que eres, CMMI es algo que usas

#RSGECU2015: Ágil es algo que eres, CMMI es algo que usas
Este viernes 17 de abril, presenté en el Regional Scrum Gathering 2015, en Quito, mi disertación sobre Ágil y enfoques tradicionales. Mi asunto principal es que los métodos ágiles no tienen por qué entrar en conflicto con otros modelos o enfoques de construcción de software, no es la idea de ser ágil o, al menos, no está en el flujo de un proceso de transformación a ágil echar tierra a las prácticas existentes en una organización, como erróneamente pregonan muchos. Los líderes de los procesos actuales pueden y deben trabajar en conjunto con los nuevos líderes para que estos últimos obtengan los beneficios de ambos universos y aprovechar esa sinergia para mejorar dramáticamente el rendimiento del negocio.

Para apoyar este concepto, expliqué que los modelos tipo CMMI, PMI e ISO nos dan una idea de cuales procesos son necesarios para mantener una organización madura y disciplinada, capaz de predecir y mejorar el desempeño de la organización misma y de los proyectos. Entre tanto, las técnicas ágiles proporcionan guías para un manejo eficiente de los proyectos de una manera que permite alta flexibilidad y adaptabilidad. Al mezclar los dos enfoques, la filosofía ágil asegura que los procesos se implementen eficientemente a la vez que aceptan los cambios; y los modelos tradicionales aseguran que se consideren todos los procesos relevantes.

Pero de inmediato fui al centro de mi exposición: una de las grandes diferencias, radicales por demás, entre los métodos tradicionales y los ágiles es que estos últimos son generativos, no prescriptivos. Los procesos necesitan evolucionar según las necesidades, no prescritos con anticipación. Un enfoque prescriptivo genera procesos complejos y complicados, mientras que un enfoque generativo comienza con un conjunto de procesos simples y adiciona otros a medida que se requieren.

La filosofía ágil reconoce que los procesos de software más efectivos no pueden definirse por adelantado; es un proceso continuo. Los métodos tradicionales se enfocan en definir y reforzar procesos y gastan muy poco tiempo en identificar y entregar lo que los usuarios necesitan. Aunque su propósito es mejorar la consistencia y la calidad, esto muchas veces se consigue a expensas de la productividad y la entrega. El enfoque tradicional de procesos tipo CMMI también usa herramientas monolíticas y pesadas que causan construcciones frágiles y traspasos inefectivos entre desarrollo, pruebas, despliegue y operaciones.

Lo que siguió fue enfatizar en lo que significa ser ágil: específicamente, la interiorización y la práctica de los Valores y Principios del Manifiesto Ágil, nada alejado de lo que se está hablando en el  #RSGECU2015.

Hacia el final quise poner mi propio manifiesto, el ‘Ágil es algo que eres…’, se trata de la persona, no de las cosas ni de los procesos. Ya lo he dicho en otras oportunidades, ser ágil significa reemplazar la predictibilidad falsa por la eficiencia.

¿Quieres saber más?

Pueden descargar la nueva versión de la presentación haciendo clic aquí o en esta dirección: http://goo.gl/leJ5N8.


No olviden escribirme con sus inquietudes o sugerencias a lucho.salazar@gmail.com o en el foro del blog.

jueves, noviembre 27, 2014

Antipatrones Scrum: primer acercamiento


“Scrum es como el ajedrez. O lo juegas como lo dictan sus reglas, o no lo juegas. Scrum y el ajedrez no fallan ni aciertan. O los juegas, o no.” Ken Schwaber [1]
Presentación, o de la relación que tiene Bruce Lee con un arquitecto de apellido Alexander, una banda de los cuatro, Chuck Norris y Kent Beck

Las llaman ‘malas prácticas’, a mí me gusta llamarlas ‘prácticas fuera de contexto’; en el entorno ágil, algunos incluso hablan con humor de ‘Scrum Norris’, refiriéndose a aquel actor de Hollywood, Chuck Norris, quien apareciera por primera vez en 1972 en una película del legendario Bruce Lee, La Furia del Dragón, y que se hiciera popular por allá en los años 80 con películas de acción como Ojo por Ojo, Perdidos en Acción y Fuerza Delta y donde, a pesar de la incesante acción, no sufría ni un rasguño, ni siquiera se espelucaba. Los más técnicos y aventajados penetran la barrera científica y las llaman ‘Antipatrones’. Pero para usar este último término, primero definamos qué es un patrón, en nuestro contexto.

Quizás todos recordamos los súperarchipopulares ‘patrones de diseño’ [2] de los también súperarchifamosos ‘banda de los cuatro’ (Gang of Four), compuesta por Erich Gamma, Richard Helm, Ralph Johnson y John Vlissides, quienes a su vez basaron su investigación en el trabajo de un Arquitecto (no de software), Christopher Alexander, quien por allá a finales de los 70, dio origen al tema como un concepto arquitectónico. Lo curioso de este asunto es que no fueron Gamma y su banda quienes primero tomaron ese concepto de Alexander: fueron los mismísimos Kent Beck y Ward Cunningham quienes en 1987 comenzaron a experimentar con la idea de aplicar patrones a la programación de computadores y presentaron sus resultados en el OOPSLA de ese año.

Toda esta historia, que siempre me ha parecido fascinante, porque es en la que se basarán los antropólogos de la TI en el futuro para descubrir al resto del universo de donde proviene la inteligencia artificial: las máquinas que piensan, los robots que hablan mejor que los humanos y los computadores ópticos, toda esta historia, simplemente para entender que un ‘patrón’ es una solución reusable a un problema común y recurrente dentro de un contexto. Pero ojo, un patrón no es una solución terminada, en cambio, es una descripción de cómo solucionar un problema.

Finalmente, hay patrones de Análisis (Fowler), patrones de diseño (Gamma et all), patrones de programación (Beck), patrones de pruebas (Binder), etcétera. Por supuesto, están los patrones en los métodos y en las prácticas y en los procesos. Pero de todo esto hablaremos en otra oportunidad. Lo que me ocupa esta vez son precisamente los Antipatrones Ágiles, en general, y los de Scrum, en particular.

Antipatrones Scrum: una primerísima aproximación pragmática

Un Antipatrón es, entonces, la antítesis de una solución a un problema recurrente. En el caso de los métodos y prácticas (ágiles), son actividades, procedimientos o rutinas, usos o hábitos, que personas dentro de una organización o entorno adquieren o ejecutan, con la idea de que son la forma ‘correcta’ de hacer las cosas. Estas malas prácticas se dan por múltiples razones. Aquí algunas de las respuestas más frecuentes que escucho en mi trasegar ágil:
  • Siempre lo hemos hecho así
  • Nuestras condiciones son únicas, entonces debemos hacerlo de esta manera (¡la madre de todas las entelequias!)
  • Hay temor al cambio (la más natural de todas estas especulaciones, el miedo es algo inherente al ser humano. Es quizás este miedo el que infunde los demás motivos expuestos aquí. No en vano León Felipe dice: “el miedo del hombre…ha inventado todos los cuentos.” [3])
  • La teoría, lo que dicen los libros y los manuales (léase Guías) no nos aplica
  • Tenemos regulaciones que nos impiden hacerlo de otra forma
  • No hemos tenido entrenamiento ni acompañamiento (de expertos en la materia)
Quizás esta última sea la razón cardinal de que las organizaciones se desvíen de las prácticas propuestas en Scrum por distintos motivos y de que las implementaciones prácticas de Scrum rara vez sigan los ideales de los libros de texto y mucho menos de sus autores. Es probable que algunos de esos porqués estén bien respaldados y sean sensatos, como lo hemos abordado en algunos ambientes, sin embargo, la gran mayoría de las veces las organizaciones no alcanzan a distinguir netamente las secuelas que se derivan de tomar esas desviaciones y se sienten tentadas a ajustar, a ‘acomodar’ Scrum y otras prácticas ágiles para ellas.

He estado allí: muy tarde se dan cuenta estas organizaciones que han caído en un sinfín de malas prácticas o en unos hábitos inadecuados para las personas, para los equipos y para la organización misma. Los resultados infaustos empiezan a aparecer cuando tratamos de ir un poco más allá: ‘bueno, ya que hacemos Scrum, agreguemos TDD y refactoring’ o ‘ya que hemos gestionado dos o tres proyectos con Scrum, llevemos esto a nivel corporativo’. Personas quemadas, clientes/usuarios que no ven la diferencia con métodos anteriores (léase Cascada, WaterRUP, etc.) o modelos de calidad como CMMI, COBIT, PMI y familiares.

Ahora bien, es cierto que en un lapso de tiempo relativamente breve, desde el ascenso de los arquetipos, poéticos por demás, del Manifiesto Ágil, muchas organizaciones se han afiliado a alguna forma de trabajo ágil. Pero lo que realmente está sucediendo cuando alguien dice “somos ágiles”, es “estamos usando algunas prácticas o ideas de Scrum y de otros métodos o prácticas ágiles”, algo que se conoce ordinariamente como ScrumBut (en español, ScrumPero –algo así como: ‘sí, usamos Scrum pero…’, donde este ‘pero’, quiere decir muchas veces: no tenemos Dueño de Producto, o no hacemos reuniones diarias, o el Scrum Master es el mismo Arquitecto de software o el gerente del proyecto, o no tenemos ‘definición de terminado’, entre muchas otras cosas y, con frecuencia, un compuesto de varias de estas).

Primera lista no exhaustiva, incompleta, de antipatrones Scrum

Hasta aquí la perorata, a manera de introducción. Lo que sigue es una lista de esas prácticas fuera de contexto, o antipatrones.
  1. “Nuestro Scrum Diario tarda 30 minutos o más, hablamos mucho de todo”, emparentado con “no hacemos Reunión Diaria porque no le vemos sentido”. Ya sé, tus tareas tardan 20, 30 o más horas y cada día que se reúnen, tus actividades siguen “en progreso”. Por eso no tiene sentido reunirse cada día.
  2. “Hablamos con el Dueño de Producto cada 2 o 3 semanas, durante la reunión de planificación”
  3. “Nuestro Sprint 0 es de nunca acabar, estamos detallando todos los requisitos”, también conocido como el ‘contraataque de la Cascada’
  4. “No sabemos donde está el Backlog del Producto”, o del ‘extraño caso del backlog de producto misterioso’
  5. “No tenemos definición de terminado”, familiar de “nuestro ‘trabajo en progreso’ es ilimitado”
  6. “No hacemos retrospectiva porque todo funciona muy bien con Scrum” o “nuestras retrospectivas son una oda a la autolaceración”. Me sé muchas otras con nuestra reunión favorita de regresión y análisis. Una, a propósito de Scrum Norris: ‘Cuck Norris no necesita Revisiones ni Retrospectivas. No hay espacio para el mejoramiento en los procesos de Chuck Norris’.
  7. “Nuestros Scrum Masters están en piloto automático”. A estos los ascendieron en esta década a zombis. ¡Estamos llenos de Scrum Masters zombis! Necesitamos un proyecto ‘Alice’ que acabe con esa disfunción.
  8. “Sí, hacemos sprints de 2 semanas, pero no entregamos valor al negocio”. Estos son los del enfoque iterativo e insustancial. El producto resultante es una colcha de retazos
  9. “Nuestros equipos son elásticos: sus miembros entran a y salen del equipo en cualquier momento del sprint y en cualquier sprint”
  10. “En la organización cambiamos el modelo de gestión del PMI por Scrum, pero el resto del proceso lo dejamos tal cual estamos certificados CMMI”
Suplemento
  1. “Nuestros Scrum Masters están asignados a 4, 9 y hasta 17 proyectos simultáneamente”, mejor conocido el Pulpo Ágil
  2. Nuestros clientes aceptan que usemos Scrum pero los proyectos son tiempo fijo-costo fijo-alcance fijo y el cronograma lo debemos entregar el primer día”
Por ahora solo la lista, pero mi análisis irá mucho más allá. Cuál es el contexto donde típicamente ocurre la mala práctica, cuál es la recomendación de Scrum/Ágil para cada eliminar el antipatrón de la faz de la tierra (bueno, al menos, del entorno donde se presenta), cuáles son las consecuencias de insistir en el mal-uso de la práctica, cuál es la solución (al menos, parcial) y, quién sabe, quizás alguna que otra excepción en la que el uso del antipatrón se justifique. ¿Es esto último posible? Yo no lo sé de cierto, lo supongo.

Colofón

Finalmente, quiero referirme a la frase inicial que usé para abrir este primer incremento sobre el tema: tiene razón Schwaber al hacer la analogía de Scrum con el Ajedrez. Las reglas de este juego son pocas y bastante simples, sin embargo, las estrategias existentes para jugarlo son diversas. Y hay un momento en el juego de la ‘Torre’ y el ‘Alfil’, llamado el ‘juego medio’ por los estudiosos, que se parece mucho a cuando los equipos de construcción de software juegan al diseño y a la programación usando las maniobras de Scrum: es cuando se requiere de creatividad, innovación, anticipación; es cuando precisamente nos damos cuenta que el desarrollo de software, como el Ajedrez, es jugado por personas, no por procesos ni herramientas.

Volveré con más antipatrones… ¡pronto! Mientras tanto, cuéntame cuáles malas prácticas o antítesis de excelencia, te has encontrado al ingresar a este apasionante pero complejo universo del desarrollo de software con métodos y prácticas ágiles.

Referencias

[1] Blog de Ken Schwaber: abril 7 de 2011:
https://kenschwaber.wordpress.com/2011/04/07/scrum-fails/

[2] Gamma, Erich; Richard Helm, Ralph Johnson, and John Vlissides (1995). Design Patterns: Elements of Reusable Object-Oriented Software. Addison-Wesley. ISBN 0-201-63361-2.

[3] Felipe Camino Galicia de la Rosa, conocido como León Felipe (Tábara, Zamora, 11 de abril de 1884 - Ciudad de México, 18 de septiembre de 1968), fue un poeta español. Este es su poema “Sé todos los cuentos”:
Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos…
Que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos…
Que el llanto del hombre lo taponan con cuentos…
Que los huesos del hombre los entierran con cuentos…
Y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo sé muy pocas cosas, es verdad.
Pero me han dormido con todos los cuentos…
Y sé todos los cuentos.